Alfa Romeo Audi BMW Chrysler Chery Chevrolet Citroen Dodge Fiat Ford Honda Hyundai Jaguar Jeep Kia Land Rover Mercedes Benz Mini Cooper Mitsubishi Nissan Porsche Peugeot Renault Scania Seat Subaru Suzuki Toyota Volvo Volkswagen

19.05.2008 | TIEMPOMOTOR TEST

FORD KA 1.0 FLY VIRAL: BORRON Y CUENTA NUEVA

data imagen
1 de 3anteriorsiguiente
Motor Nafta 1.0L Zetec ROCAM
Potencia 65 CV a 6000 RPM
Consumo Medio 15.3 KM/L
Velocidad Máxima (declarada) 155 KM/H
Precio (Versión evaluada) 39.336 PESOS

FACIL. Vivimos la contingencia de pinchar una de las Pirelli  y por suerte no fue un problema mayor: el críquet o gato es de fácil accionamiento y el brazo de palanca de la llave de rueda está bien calculado para no hacer esfuerzos. El auxilio se monta en una jaula exterior que baja fácil.

LA SEGUNDA GENERACION DEL MAS PEQUEÑO DE FORD –EXCLUSIVA DEL MERCOSUR– POCO Y NADA GUARDA DEL MODELO ORIGINAL. APUNTA A UN MERCADO MAS AMPLIO Y SE INSTALA COMO VARIANTE FAMILIAR FRENTE AL CHEVROLET CORSA CLASSIC Y EL GOL  TRES PUERTAS.


 El Ka siempre fue un rara avis. La chica difícil de la fiesta. La llegada del modelo a nuestro país, allá por 1997, fue una pequeña revolución, incluso, dentro de la propia compañía. Moderno, osado y transgresor, pocos le auguraron éxito seguro y el mercado local, casi siempre bastante ortodoxo (¿pacato?) ante las nuevas tendencias, tardó en digerirlo… acá es así: la vanguardia es exitosa, una vez que se transforma en clásico. Lo cierto es que -finalmente- se convirtió en un jugador con peso propio que dominó la escena.
No por injusto es menos verdadero que los años pasan no sólo para las mujeres (NdA misógina), por más lindas, personales y atractivas que sean, y el pequeño de Ford, casi sin cambios en más de una década, pedía una actualización. Lejos del camino elegido en Europa, donde está por presentarse “otra” segunda generación, para el MERCOSUR Ford desarrolló un diseño propio y regional.
Básicamente se lo potenció aplicándole una dosis de vitaminas determinante: creció en todas sus cotas, interiores y exteriores, lo que lo planta en las puertas del segmento B y frente a una competencia temeraria y exitosa: Chevrolet Corsa Classic, Renault Clio, Fiat Palio, Suzuki Fun, VW Gol, todos, desde ya en versiones de tres puertas.
Tuvimos el nuevo Ford durante una semana, donde recorrimos poco más de 1.000 km, la mayoría de ellos en la caótica ciudad de Buenos Aires. Para completar el abanico de opiniones, y dado que la mirada del Ka se dirige en gran parte al insondable universo femenino, nuestra editora también deja aquí sus impresiones (ver recuadro Sin Maquillaje).


DISEÑO 

Hay dos cuestiones vitales. Desde el punto de vista personal y subjetivo es evidente que perdió gracia y estilo, se desdibujó su personalidad en un caso digno de Freud: el Ka era un auto que podía gustar o no pero era coherente de paragolpes a paragolpes; redondo, ovoide y raro… pero capaz de soportar el paso de las modas sin caer en cirugías mayores (nos aventuramos a afirmar que esta última edición no será tan longeva).
El otro punto es absolutamente racional y tiene tanto o más peso que los cuestionamientos anteriormente planteados: es más grande, cómodo, tiene un baúl acorde a sus nuevas pretensiones más familiares y se dirige a un público más amplio. ¿Un dato imposible de obviar?: en Brasil es un suceso de ventas. 
Clarito. Pasemos ahora, ítem por ítem, a las impresiones y cifras que nos dejó esta prueba. 


JUBILACION DE PRIVILEGIO

Después de tantos años de batalla, la primera generación Ka necesitaba una renovación radical que la pusiera más a tono con la competencia, más por revitalizar la oferta que por haber quedado desactualizado. Si bien es cierto que el desempeño comercial tenía todavía buenos signos vitales, lo cierto es que la competencia se movió y mucho y el escenario comercial distaba mucho del de su arribo en el lejano 1997. Después de un 2006 donde vendió 6.325 vehículos, durante 2007 los patentamientos treparon a 10.027 unidades, lo que representó una participación del 2,3% en el total del mercado. En su segmento en particular (Corsa Classic 3p., Fiat Uno y la generación anterior del Suzuki Fun) la penetración alcanzó el 24,4 por ciento. Puertas adentro de la marca, significó el 14,2% de los 75.730  vehículos que vendió Ford en ese lapso.

SEGURIDAD 

Nos tocó en suerte la versión intermedia entre las motorizaciones un litro, con un equipamiento bastante limitado donde sólo se destaca la presencia de cuatro apoyacabezas y cinco cinturones (cuatro inerciales, el quinto de cintura) y la tercera luz stop. Después, es todo faltante. No pedimos por este monto airbags o ABS pero sí traba automática de puertas y una luz antiniebla trasera. Lo bueno es que quien pueda pagar un poco más, tiene versiones donde la dotación es más rica. Los frenos responden al tacto con solvencia y los metros recorridos para detenerlo hasta el cero absoluto son congruentes con las performances que alcanza. Bien por las luces y el trabajo de los limpiaparabrisas. 

CONFORT 

Es un auto que se lleva bien con la ciudad y sus trampas. Los trenes de rodaje combinan solidez y confort, con un balanceo meritorio. Los elementos de confort son pocos pero ofrece dirección asistida y aire acondicionado: el combo mínimo exigible para quien compra un 0 Km. En el listado podría agregarse como equipo de serie el cierre centralizado o las ventanillas traseras pivotantes… los claustrofóbicos viajan adelante. El equipo de audio, como siempre en la marca, es de reconocido desempeño y calidad. Los CD’s cargan de a uno pero reproduce MP3. Las chicas y los metrosexuales enojados: parasoles sin espejos para retocar el rímel o acomodar los bucles. 

POSICION DE MANEJO/HABITABILIDAD/BAUL 

Nos gustó la postura que se tiene frente al volante: descansada y natural, con todo a mano. Visualmente se “tiene” al auto en la primera recorrida, sin puntos oscuros, los espejos exteriores abandonaron antiguas formas ovoides y son más generosos. Si el conductor va más allá del 1,75m atrás se complica para llevar a otro pasajero, pero sí resigna un poco de corredera longitudinal, cuatro se acomodan con las limitaciones propias de un auto chico (tampoco fue pensado para llevar cuatro Pumas al entrenamiento). Atrás, sólo es limitado el espacio disponible para las piernas, ya que el ancho y la altura son aceptables. El respaldo trasero no martiriza como en otros modelos base. Bien por la doble guantera, creemos que con un portaobjetos entre las plazas delanteras (para documentos, llaves, etc.) haría el matrimonio ideal. Punto a favor para la renovada capacidad que ganó el baúl: se agradece y mucho y es uno de sus argumentos frente a la competencia. Además la boca de carga es generosa. Ahora es una opción real frente al Gol o al Corsa Classic. 

TERMINACION/INSTRUMENTAL 

Atrás quedaron las sensuales formas de gotas de agua, el reloj retro y las soluciones novedosas. Una pátina de seria sobriedad y materiales más austeros son el escenario dominante. Quizá más práctico, pero es claro que menos vistoso. Con una combinación de colores más claros ganaría mucho y sería más alegre y jovial, acorde al espíritu que tiene el auto. Se notan las teclas vacías de funciones.
Acá un punto: el pobre tratamiento de los interiores no es algo que atañe sólo a Ford, todos los productos de este segmento fabricados en la región (salvos contadísimas excepciones) relegaron calidad y brillo, parece ser el “peaje” para contener los costos en alza.
El tablero se basa, fundamentalmente, en el apoyo de múltiples testigos luminosos, los caracteres del odómetro resultan un tanto pequeños para los mayores de 30 y extrañamos un cuentavueltas (desmedidas proporciones para el indicador de nafta que ocupa ese lugar) sobre todo en un motor que exige llevarlo con riendas cortitas.
Los contrapuertas combinan material plástico y chapa, en tanto los tapizados tienen renovados diseños. 

COMPORTAMIENTO CIUDAD 

Es un auto ideal para las grandes metrópolis. Cuanto más denso se presente el tránsito, mejor. Corto, de rápida respuesta de dirección resulta ideal para buscar “agujeros” y avanzar en la marea motriz.
El último registro que teníamos en las neuronas y las asentaderas de un motor de un litro era el Gol 1000, que con 54 CV nos había sorprendido muy gratamente. El Ka que nos tocó en suerte tenía un manifiesto “quedo” en las primeras décimas de respuesta lo que afectó las pruebas de aceleración. Cumplió las expectativas pero nos dejó un sabor semi dulce, esperábamos un poquito más de él en la city.
Se trata, por definición, de un auto ágil que se lleva mucho con la caja buscando siempre tenerlo en vueltas para aprovechar el escaso torque disponible. Con dos personas más a bordo se lo nota más exigido pero no baja la vista y empuja. Sin duda, es en los consumos citadinos donde asoman sus virtudes principales y la capacidad para recorrer muchos kilómetros con un solo tanque. Ideal para tiempos de crisis de combustible. 

COMPORTAMIENTO AUTOPISTA 

Los kilómetros que se recorrerán con un Ka en la ruta siempre serán muchos menos que los gastados en la ciudad. Sin embargo las prestaciones del chasis en ese ámbito son elocuentes y lo transforman en una “chico” que viaja seguro y estable. Si bien es más blando respecto a la generación anterior es menos “nervioso” gracias a las nuevas dimensiones (mayor distancia entre ejes), que le dan más aplomo y solvencia. Es un auto liviano y sensible a los vientos pero se lo lleva derecho sin esfuerzos. Luce estable y dobla de manera franca, por donde el conductor indica y sin perder diversión. Dada la escasa potencia motriz, se arriba a los límites de manera más rápida.
Producto del viento, no hay chifletes que sean irritantes y la insonorización mecánica es también tolerable si bien no tiene aislación bajo el capot.

PRECIO 

El nuevo Ka además de ser un segundo auto cómodo y versátil (ideal primera motorización de jóvenes solteros/ mayorcitos separados), apunta a las parejas recién constituidas o con niños pequeños que privilegian el baúl y un poco más de espacio. Para ellos cumple las expectativas, sobre todo en un segmento donde conviven muchos “dinosaurios” con muchos años en las espaldas y donde el Ka es el más moderno lejos.
La nueva gama es variada en cuanto a motores (los mismos del anterior Ka) y niveles de equipamiento. Este Fly Viral extraña algunos elementos de confort y seguridad pero también es cierto que lo transforman en un vehículo más económico. La garantía es la conocida en esta categoría (el cliente debería ser más severo en este punto) y el valor de reventa del modelo es decididamente bueno, un argumento que siempre tiene peso propio. Como en la vida, la chica linda y difícil de la fiesta creció y cambió. Además aprendió a cocinar y le gustan los chicos. Sigue teniendo lo suyo, pero aporta nuevos encantos y no perdió las formas.

 

TiempoMotor Test

 
       
  Velocidad máxima (declarada) 155 km/h  
       
  Aceleraciones    
  0-100 km/h 21.02 seg  
  0-400 metros 23.08 seg  
       
  Recuperaciones    
  80-120 km/h en 4ª 14.25 seg  
  80-120 km/h en 5ª 19.03 seg  
  80-120 km/h en 6ª  
       
  Frenada    
 
  100-0 km/h 46.7 m  
       
  Consumo/Autonomía    
  A 130 km/h 15.6 km/l autonomía 702 km  
  Ciclo urbano 14.8 km/l autonomía 666 km  
  Mixto ciudad/ruta 15.3 km/l autonomía 688 km  
       
  Error velocímetro Promedio 6.8%  
       

VIDEO RELACIONADO

Ford Ka 1.0 Viral: TiempoMotor Test (Gracias Unicenter)

Ampliar video

ALZAS

  • HABITABILIDAD
  • CAPACIDAD DE BAUL MEJORADA
  • VISIBILIDAD
  • CONSUMO PROMEDIO
  • COMPORTAMIENTO EN RUTA

BAJAS

  • REDISEÑO
  • INSTRUMENTAL
  • ACELERACION
  • FALTANTES DE EQUIPAMIENTOS
  • PLASTICOS INTERIORES

SIN MAQUILLAJE

Para poner en situación esta apreciación netamente personal, hay que entender que la opinión la emite una mujer, sí así leyó, que a duras penas alcanza el metro  59 y medio. Una estatura que a los efectos de probar un auto chico está en sintonía y una se puede manejar con confianza, al menos es lo me sucede con este tipo de vehículos. Se sabe que el lanzamiento del nuevo Ka es una de las cartas más fuertes de la marca del óvalo en la región. Una apuesta lograda a nivel diseño exterior. No obstante, la versión anterior que podía gustar mucho o nada, sin medias tintas, tenía su personalidad y me parece que supera en el diseño interior a este, su sucesor. Entre los puntos a destacar del nuevo Ka, sin dudas, es el espacio que ganó con el flamante diseño. No sólo en el habitáculo sino también en el baúl o espacio de carga. En lo que respecta al manejo, en el caso de la versión base o Viral a la que tuve oportunidad de probar me faltó un poco de reacción en el motor. El “pique” inicial… no es una característica. Es verdad que cuenta con un motor chico (1.000 cc), con lo cual recién en tercera noté mayor comodidad en el andar. Y al cabo de unos días el sonido del motor ya deja de ser un punto que se tenga en cuenta.  Cómodo para la batalla urbana.

 

DATOS BREVES

Los portamapas, ubicados en el panel interior de las puertas, son elementos que generalmente sirven para asistir a los portaobjetos. En el caso del nuevo Ka de poco ayudan: requieren dedos de “carteristas” para quitar lo que haya caído en la “ranura”. Poco práctico

Sabemos que estamos ante una versión base pero ello no amerita faltantes poco comprensibles como una agarradera (sin que implique que tenga garras…) para el acompañante o la apertura interna de baúl, disponible sólo en la versión más cara.

La bocina tiene una presencia sonora que no es de las que inspiran respeto o temeridad en el cardumen de Juan B. justo a las ocho de la mañana. A gritar y “hacer” luces en las esquinas.

Otros “low cost” rara vez incorporan una segunda cerradura para la puerta del acompañante. El nuevo Ka sí la trae. ¿Vieron que no son todas malas?

Por más que nos aseguran que ya no son necesarias, o que el minimalismo conceptual no lo exige, la ausencia de un indicador de temperatura con aguja resulta poco comprensible. La falta del encendedor y cenicero, por el contrario no nos afecta (al menos quien suscribe  no fuma… nuestra editora no opina lo mismo).

Si bien no tiene chapón protector de cárter, justo es decir que el despegue alcanza para no lastimar ningún órgano considerando la realidad vial. 

Los colores dispuestos por Ford para este modelo son: Blanco Oxford, Rojo Bari, Negro Ebony, Plata Metálico y Azul Tonic.

COMENTARIOS (4)


odello sebastian | 29-06-2012 | 17:58

Hola TM. Muy bueno el test. Quiera saber si esta bien q el ford ka 1.0 me gaste entre 9.5 y 10 litros cada 100 km?. El auto tiene 45 dias y 1250km. Muchas Gracias.

Respuesta de T.M.:

Lo de stein Fabio te puede orientar... el consumo es está, pero algo elevado, ¿consultaste con un mecánico?
Saludos, el equipo de TM


Licata Caruso Anabella | 02-08-2011 | 01:35

Hola TM!! Me gustó mucho este test. Estoy por comprar este auto o un Celta 1.4 3puertas (ambos 0km). Quiero algo económico, que consuma poco y que no me deje, ya que viajo con mi hija de 4 años... Es para usar en ciudad y 3 veces por semana unos 20 km de Au. Necesito oir una voz acreditada, ya que me están mareando los hombres de mi familia con tantas opiniones distintas. Gracias!!

Respuesta de T.M.:

Hola Anabella, son dos opciones que van con tus expectativas. Tene en cuenta que el Ka recibe un cambio de diseño... en estos dias... fijate la ecuación precio-equipamiento. En entre estos dos juega mas lo estetico que otra cosa.
Saludos
el equipo de TM


stein Fabio | 18-02-2011 | 22:43

me compre uno...
un caño, bien el aire, 160km/h de tablero y le quedaba...
no puedo hacerlo picar de abajocomo lo hacia con un UNO...despues agarra en 2° y sale barbaro...
les queria pedir sus comentarios...
a los 130km/h empieza a hacer un zumbido que desapareca los 140km/h...
y por ultimo no llego a hacer los 700km con el tanque lleno, hago como 500...tendra alguna reserva?...cuantos litros carga total y cuantos kilometros hago con la reserva (luz encendida)
gracias! (muy bueno el test...el unico que encontre...

Respuesta de T.M.:

Gracias y tus datos como dueño le pueden dar una mano al resto de los lectores!!!
Gracias por compartir
Saludos
el equipo de TM


San Román Esteban | 03-01-2011 | 01:12

Hola equipo de TM!, estoy interesado en este auto, específicamente en el que probaron! Muy bueno el test, me gustaría saber si la verdad vale la pena comprarlo ya que vivo en el interior y las calles son de tierra, otra pregunta que tengo es cual es si es un auto confiable a la hora de realizar largos viajes?..
Muchas gracias!

Respuesta de T.M.:

Hola Esteban. Gracias por tus comentarios con respecto al test. Con respecto a tu consulta, tenés que tener en cuenta que el Ka no tiene la robustez de una 4x4 para las calles de tierra. Si andás mucho en ese terreno, a la larga los materiales van a sufrir más desgaste. Con respecto a la confiabilidad, por el momento no hemos escuchado comentarios negativos de los usuarios. Tené en cuenta que para salir a la ruta, el motor es chico.
Saludos. Equipo de TM.


Para poder dejar un comentario, debera estar registrado en TiempoMotor.