Alfa Romeo Audi BMW Chrysler Chery Chevrolet Citroen Dodge Fiat Ford Honda Hyundai Jaguar Jeep Kia Land Rover Mercedes Benz Mini Cooper Mitsubishi Nissan Porsche Peugeot Renault Scania Seat Subaru Suzuki Toyota Volvo Volkswagen
TIEMPO VIAJES

28.04.2011 | NEUQUEN

VILLA TRAFUL: UN DESTINO ESCONDIDO ENTRE LOS LAGOS

VILLA TRAFUL: UN DESTINO ESCONDIDO ENTRE LOS LAGOS
1 de 5anteriorsiguiente

VILLA TRAFUL: UN DESTINO ESCONDIDO ENTRE LOS LAGOS

Lago Traful

Ampliar imagen


La Villa tiene unas 144 hectáreas, donde apenas viven 500 pobladores y hay capacidad para recibir 200 turistas. En Traful la calma es tal que no hay señal de celular ni cajero automático. Pero a cambio, la propuesta es dejarse maravillar por la naturaleza, saborear los mejores chocolates artesanales, disfrutar de unas vistas incomparables, visitar artesanos de la zona y desayunar todos los días disfrutando de la brisa del lago en la cara. Pequeñas callecitas ascienden por la montaña y conducen a casas y cabañas construidas en madera. Para hospedarse hay campings, cabañas y hosterías. Para comer, los más golosos tienen varias casas de té apostadas sobre la ruta que bordea el lago. Además, hay algunos restaurantes y proveedurías.

En Villa Traful todo ha sido pensado para el turismo. No hay antiguas estancias ni emprendimientos de ningún tipo como antecedente. Solo la idea de levantar un destino
VILLA TRAFUL: UN DESTINO ESCONDIDO ENTRE LOS LAGOS

Mirador del Viento

Ampliar imagen

turístico en una zona paradisíaca. La creación del Parque Nacional Nahuel Huapi en 1937 favoreció la conservación natural del lugar que, hasta 1994 formó parte del área protegida. En ese año, el Estado Nacional desafectó de su dominio 600 hectáreas del Parque y las cedió a la provincia de Neuquén para crear la Comisión de Fomento de Villa Traful con el fin de activar el turismo dentro de un marco de protección y conservación del medio ambiente. De este modo surgió este poblado, uno de los últimos en desarrollarse en la región patagónica de los lagos y el menos explotado en la actualidad.

La propuesta de Villa Traful pasa por la naturaleza, en estado casi virgen, no hay muchos lugares donde conectarse a Internet ni boliches por la noche. Hay una gran cantidad de alternativas para adentrarse en lo desconociddo, senderos para hacer caminatas o cabalgatas con distintos niveles de dificultad. La mayoría de los circuitos se internan en los cerros vecinos y atraviesan todo tipo de vegetación para llegar a lugares sorprendentes.
Las actividades al aire libre se imponen y la multiplicidad de opciones abarca desde el trekking por senderos hasta la observación de aves o la simple contemplación de postales desde los miradores. La oferta se completa con el turismo rural, las cabalgatas, los paseos lacustres y el buceo.

Los circuitos
Miradores de Cerro Negro y Penitentes:
Desde allí se aprecia el lago y las imponentes figuras de los volcanes Lanín, en Argentina, y Villarrica, en Chile. Se trata de un trekking en asenso que parte desde muy cerca de la oficina de turismo. Son tres horas de caminata a buen ritmo pasando por zonas de vegetación intensa hasta llegar a la parte más alta dónde el paisaje se torna más desértico. Por seguridad hay que avisar a los guardaparques antes de emprender este recorrido.
Mirador Traful: una pared natural que cae desde los 100 metros de altura sobre el agua y regala una sorprendente panorámica del lago y los cerros circundantes.
VILLA TRAFUL: UN DESTINO ESCONDIDO ENTRE LOS LAGOS

El acceso a la villa es por ripio

Ampliar imagen

Cascadas de Coa Co y del Arroyo Blanco:
El camino a las cascadas se puede comenzar en auto desde cualquier punto de la Villa. Los mismos carteles conducen a la Pampa de los Álamos donde se debe dejar el vehículo para continuar el camino a pie. El sendero está bien señalizado y luego de caminar unos 500 metros por un bosque de coihues se arriba a la cascada Coa Co. Un salto de unos 30 metros de alto que cae sobre la roca basáltica.
Llegar a la cascada del Arroyo Blanco también es muy fácil. Desde el estacionamiento se toma un sendero a la derecha que transita por un túnel de exuberante vegetación y luego de subidas y bajadas se arriba a la cascada que, si bien es más pequeña que la anterior, también vale la pena.

Por el lago
El lago Traful es de una inigualable belleza y guarda un tesoro para quienes se embarquen a conocerlo: un bosque sumergido. Se trata de aproximadamente 60 cipreses secos que se levantan desde el lecho del lago, sobresaliendo en algunos lugares. Muchos expertos en buceo llegan a esta localidad sólo para sumergirse en este extraño bosque subacuático.
Atravesando el lago se encuentra la gruta de la virgen que está situada en un acantilado de roca basáltica que tiene 7 metros de altura y dos galerías donde las estalactitas se conjugan con helechos y flores silvestres.

La pesca deportiva es otro de los grandes atractivos que tiene Villa Traful y que inicia su temporada el próximo 1° de noviembre. Los principales sitios pesqueros son el río Pichi Traful, los lagos Machónico y Traful y el arroyo Catarata.

Atravesando el lago también hay otro recorrido imperdible: Las Lagunas Mellizas y Pinturas Rupestres. Hay que llegar a la península grande, desde allí parte una senda ascendente con una pendiente importante. Después de recorrer unos 2500 metros se llega a un punto en donde se visualiza la laguna Blanca y siguiendo por el margen de esta aparece su melliza: la laguna Verde. Para llegar a las pinturas rupestres hay que bordear la laguna verde y cruzar su arroyo afluente. De este modo se llega a un alero rocoso en dónde están las pinturas ancestrales de origen Tehuelche.


Ver mapa más grande

COMO LLEGAR
Para llegar hasta aquí hay dos alternativas. Se puede llegar por la ruta 234, más conocida como ruta de los siete lagos, o se puede llegar por la 237, vía Confluencia, lugar donde justamente confluyen los ríos Limay y Traful. La ruta provincial 65, que corre de este a oeste, es el camino que conecta estas dos rutas nacionales y es la que nos conecta con Villa Traful. pasaSea cual fuera la opción, es necesario hacer algunos kilómetros en el ripio. Yendo por Confluencia, son 35 kilómetros de ripio. Saliendo desde San Martín de los Andes, son 50 kilómetros los de ripio. Y partiendo desde Villa La Angostura, son unos 45 kiómetros sin asfaltar, aunque las máquinas siguen avanzando en la colocación del pavimento.
Desde Buenos Aires, son 1.600 kilómetros (por la ruta 237). Recomendamos hacerlo en dos días. La mejor opción es hacer noche en Neuquén y salir al día siguiente para disfrutar de los paisajes que pueden verse en el mismo camino. El cruce de los embalses Piedra del Águila y Alicurá son para aprovechar con la luz del día.
Distancias
Ciudad de Buenos Aires: 1604 km
Ciudad de Neuquén: 403 km
San Martin de los Andes: 105 km
Villa La Angostura: 58 km
San Carlos de Bariloche: 100 km


COMENTARIOS ()


Dejenos sus comentarios

tiempomotor.com no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. tiempomotor.com se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina