Martes 24 de Abril de 2018 | 01:56 HS.

PRUEBA DE CHOQUE: CUATRO VECES MÁS RIESGO EN UN VEHÍCULO ANTIGUO

ANCAP realizó una prueba de choque frontal en la que enfrentó a un Toyota Corolla de 2015 con un Corolla de 1998. El ensayo demostró la evolución en seguridad de las últimas dos décadas.

El Programa de Evaluación de Automóviles Nuevos de Australasia (ANCAP) llevó a cabo una interesante prueba de choque en la que compara el desempeño de dos unidades de Toyota Corolla con casi 20 años de diferencia.

El ensayo determinó que existe una tasa de mortalidad cuatro veces mayor en un vehículo más antiguo que en uno moderno, lo que representa las mejoras realizadas en la seguridad de los autos en las últimas dos décadas.

Para la evaluación, el programa eligió dos unidades del Toyota Corolla. Una de ellas pertenece al modelo que se comercializaba en 1998, mientras que la más moderna es del año 2015.  

La prueba de colisión frontal demostró las diferencias entre ambos modelos. El más antiguo sufrió un fallo estructural que se traduce en un riesgo “extremadamente alto” de lesiones graves en la cabeza, el pecho y las piernas del conductor. Tuvo una calificación de cero estrellas.

En contrapartida, el Corolla más moderno salió airoso de la prueba (realizada a una velocidad de 64 km/h) gracias a su “muy buen” desempeñó, que le permitió lograr una calificación de cinco estrellas, la máxima que otorga el programa.

De esta forma, ANCAP demostró con hechos concretos el nivel de seguridad que ofrece un auto con casi 20 años de antigüedad y un vehículo más moderno. No quedaron dudas.