Lunes 22 de Diciembre de 2014 | 07:32 HS.

LOS AUTOS DE ANTES.. NO ERAN MEJORES QUE LOS DE AHORA

El Insurance Institute of Highway Safety (IIHS) de los Estados Unidos es uno de los centros privados de investigación y análisis de seguridad de los automóviles más reconocidos, prestigiosos y antiguos del mundo. Está celebrando sus 50 años d

El Insurance Institute of Highway Safety (IIHS) de los Estados Unidos es uno de los centros privados de investigación y análisis de seguridad de los automóviles más reconocidos, prestigiosos y antiguos del mundo. Está celebrando sus 50 años de vida y en el marco de los festejos, realizó días atrás un crash test bastante particular y que sirve para desterrar lo que algunos sostienen: “Que todo tiempo pasado fue mejor”, o mejor dicho y para no salir del sector…:“que los autos de antes eran mejor que los de ahora porque no se destruían en los choques como sí lo hacen los autos nuevos.

El IIHS chocó de manera frontal un Chevrolet Malibu 2009 y un Bel Air del año 59.

La imagen de video del impacto tipo off set entre estos dos autos (que los separa además, cinco décadas de avances tecnológicos), donde se choca sólo la mitad del lado del conductor, es concluyente. Mientras que la trompa del Malibu 2009 queda destruida y el habitáculo permanece indeformable, salvando la vida del conductor, en el Bel Air del 59 se puede ver claramente cómo la energía del impacto se transmite directamente dentro del habitáculo, deformándose por completo.

Ninguna palabra que podamos escribir será lo suficientemente concluyente como las imágenes del video que acompaña esta nota para demostrar el gigantesco avance de la industria automotriz en materia de seguridad.

En este caso, hablamos de seguridad pasiva, donde intervienen los dispositivos que actúan una vez producido el accidente. Y si hablamos de seguridad pasiva, las carrocerías diseñadas bajo el concepto de “deformación programada” constituyen el principal componente para morigerar las consecuencias de un accidente del tipo que se ve en el video.

El choque se realizó a 64 km/h y según entidad norteamericana el conductor del Malibu, equipado con airbags y una carrocería con mayor capacidad de absorción, sólo tendría lesiones en la rodilla mientras que el del Bel Air del 59 no hubiese salido con vida. Todo dicho.

NOTICIAS RELACIONADAS

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.