Viernes 19 de Diciembre de 2014 | 01:35 HS.

EL CHALTEN, LA SOBERANIA Y EL LAGO DEL DESIERTO

Ubicado dentro del Parque Nacional Los Glaciares, El Chaltén es el pueblo más joven de la Argentina, fundado el 12 de octubre de 1985. Hoy se puede llegar por asfalto a través de Comodoro Rivadavia, Río Gallegos y Calafate, pero

No es fácil llegar hasta El Chaltén. Bueno, en realidad ahora es más fácil que hasta hace un par de años, pero no por eso menos cansador. El motivo es su ubicación geográfica, casi donde termina el mundo... Si uno hace el cálculo desde Buenos Aires, cualquiera que quiera llegar en auto tardará unos cuatro días en hacer los más de 3.500 kilómetros de distancia.

Sin embargo, y pese a estar en los confines de la Argentina, desde que la administración Kirchner se hizo cargo de los destinos del país, buena parte del camino para llegar hasta el recóndito Chaltén, en la provincia de Santa Cruz, están asfaltados. Es más, dependiendo de dónde se salga, uno puede llegar incluso sin pisar el ripio, cosa impensada hasta hace una década nada más. Y si se sale desde la ciudad de Mendoza, por ejemplo, y se toma toda la ruta 40 hacia el sur hasta empalmar la ruta provincial 23 que desemboca en El Chaltén, la cantidad de kilómetros de ripio no llega al 15% del trayecto. Y a fin de este año será muchísimo menos porque todo el tramo de la 40 en Santa Cruz estará asfaltado, con lo que apenas quedarían unos 50 kilómetros de ripio en la ruta 40 Sur.

El Chaltén es uno de los poblados más modernos de la Argentina. Y esto no tiene que ver con la tecnología porque, de hecho, aún no hay señal de celular en el pueblo. Hablamos de moderno por su fecha de fundación: 1985. El origen del poblado está vinculado con el diferendo limítrofe que tuvo la Argentina con Chile por la Laguna del Desierto (en realidad es un lago). De allí surgió la necesidad de ratificar la soberanía, creando un pueblo a 37 kilómetros de la margen sur del espejo de agua. Con el diferendo solucionado por un tribunal internacional a mediados de la década del noventa, el Chaltén se convirtió poco a poco en el paraíso del turismo de aventura, lo que le valió el mote de "capital nacional del trekking" en esta especie de manía argentina por darle entidad a las poblaciones a través de su principal actividad.

El Chaltén es el paraíso de andinistas y amantes de la aventura de todo el mundo no sólo por la diversidad de propuestas turísticas sino por la presencia de sus dos torres de piedra, los cerros Torre y Fitz Roy. Hasta este lugar del mundo llegan turistas, especialmente europeos, para escalar las principales agujas de estos cerros.

Justamente al pie del Fitz Roy se levanta el Chaltén. El nombre del pueblo es el que los indígenas le daban a la imponente montaña antes de que fuera bautizado con el nombre del marino inglés que recorrió la zona junto a Charles Darwin y alude a la particularidad de montaña sagrada, ua que en su interior moraba el dios del fuego. La alusión es comprensible en virtud de que el Fitz Roy fue, en su momento, un volcán activo. Fue descubierto por el explorador español Francisco de Viedma, nombre que toma el lago que se despliega en el valle de acceso al poblado.

Volvamos a nuestro itinerario. Llegar hasta el Chaltén no es tarea menuda. Para hacerlo en auto hay que disponerse a pasar bastantes horas con la cola en el asiento y hacer muchos kilómetros (esto es válido para casi toda la Argentina). Si uno pretende no tocar el ripio, la única opción es ir vía Comodoro Rivadavia, Río Gallegos y Calafate, para luego empalmar la ruta 23 hasta el Chaltén. 

Si uno opta por otras opciones, desde otros puntos que no sean Buenos Aires, inevitablemente tendrá que hacer algunos kilómetros de ripio, aunque cada vez menos. Al día de hoy, la ruta 40 sur está casi toda pavimentada, a excepción de algunos kilómetros. Si tomamos como punto de partida Neuquén, desde Zapala hay muy pocos kilómetros de ripio en la 40. Desde Zapala está toda asfaltada hasta 40 kilómetros después de Gobernador Costa, en Chubut, pero allí se puede seguir por la 20 hasta volver a empalmar la 40 en Río Mayo, haciendo muy pocos kilómetros de más.  Desde Río Mayo, casi en la frontera entre Chubut y Santa Cruz, se está trabajando fuertemente en el asfaltado y para el verano que viene ya estará la carpeta negra terminada hasta la localidad de Tres Lagos, desde donde el tramo hasta el Chaltén hoy ya goza del beneficio del asfalto. Resumiendo: en verano que viene se podrá ir desde Neuquén hasta este pequeño poblado por una ruta totalmente asfaltada sin necesidad de desviarse por Comodoro Rivadavia.

EXCURSIONES EN AUTO
Cañadon del Río de las vueltas y Chorrillo del Salto:
a 4 kilómetros de El Chaltén y después de recorrer unos 300 metros a pie se encuentra esta cascada de veinte metros de alto, en medio de un típico bosque andino patagónico de ñires y lengas. Este circuito también cuenta con una bici senda.
Lago Viedma: a 18 kilómetros de El Chaltén en dirección a la Ruta Nacional 40. Se accede en vehículo hasta la Bahía Túnel desde donde zarpa una embarcación que realiza un avistaje al glaciar Viedma. Junto al muelle, a orillas del lago, se encuentra una pintoresca confitería. En el lugar también se puede realizar pesca deportiva con permiso.
Cañadón del Río Las Vueltas: saliendo de El Chaltén, a solo 6 kilómetros, está el Cañadón. Impresiona su altura con el río abajo y la vista panorámica del cordón montañoso.
Piedra del Fraile: a 15 kilómetros del pueblo. Se llega con bus o vehículo hasta el puente del Río Eléctrico. Luego de una caminata de dos horas se llega hasta el refugio Los Troncos, donde se puede apreciar una excelente vista al glaciar Marconi y el Fitz Roy.
Lago del Desierto: a 37 kilómetros al norte de El Chaltén. Se accede en vehículo o en bus por un camino de ripio, un recorrido en medio de bosques muy añejos y glaciares, que bordea el río de las Vueltas. Una vez en el estacionamiento al final de la Ruta Provincial Nº 23, caminando unos 300 metros, se llega a un mirador desde donde se aprecia el lago de sur a norte. Allí se puede optar por navegar observando diferentes glaciares del cordón Vespigniani o cruzar a la margen norte donde se encuentra el destacamento de Gendarmería Nacional.

Información Destacada


Ver mapa más grande

TIPS
Viajar en auto particular (y solo) por las rutas de la Patagonia Argentina merece algunos consejos para alertar a posibles desprevenidos.
Estamos solos. La primera y principal recomendación es que hay que tener en cuenta más que nunca que son rutas desoladas, con muy pocos servicios, muy poco transitadas y, casi siempre, sin señal de celular.
Sanito. En virtud de lo anterior se desprenden el resto de los consejos. Por empezar, hay que darle más importancia que nunca a los chequeos normales que hacemos antes de una salida a la ruta. Cualquier inconveniente que nos deje "tirados" puede significar la pérdida de muchísimas horas de nuestro tiempo y más de una preocupación.
Servicios. Las áreas de servicios se limitan a los poblados. No es como en otras rutas del país donde uno encuentra estaciones de servicio fuera de los pueblos. Aquí no.
Autonomía. Más que nunca, es necesario saber el rendimiento de nuestro auto, pick-up o camioneta. Debemos ser muy conscientes de cuántos kilómetros podemos hacer a una determinada velocidad para calcular muy bien los reabastecimientos y no correr riesgos. 
Viento. Atenti con este factor. En la Patagonia suele haber mucho viento y muy fuerte, lo que puede jugar en contra de todos los pronósticos de consumo cuando lo tenemos en contra. En esos casos, bajar la velocidad para disminuir el consumo si estamos medio jugados.
Abastecimientos. No hay que saltearse nunca la posibilidad de cargar combustible confiando en que llegamos bien a la próxima estación. ¿Y si en la próxima no hay? Hoy es muy frecuente el problema del desabastecimiento y en estos pequeños poblados patagónicos hay una única estación de servicio.
Paisajes. Por momentos las rutas son extremadamente monótonas, así que hay que evitar al máximo las distracciones.
Solidarios. Hay que poner en práctica más que en ningún otro lado la solidaridad. Si vemos a alguien parado al costado de la ruta, se bueno parar y preguntar. Siempre pensemos que podríamos ser nosotros quien necesita ayuda...

TARIFAS
Camping: existen varios dentro y fuera del pueblo. Cuestan $30 por persona.
Excursiones de trekking por el Glaciar Torre entre $300 y $400 por persona. Estas excursiones requieren un buen estado físico.
Navegación por el Lago del Desierto $90 por persona
Navegación Lago Viedma:
Viedma Ice Trek & Trek, incluye trekking sobre el glaciar Viedma con grampones $300 por persona.
Viedma Pro, técnicas básicas de escalada en el hielo, $350 por persona.
Viedma Light, navegación por el lago, $120 por persona.
Viedma Transfer de Bahía Túnel al Chaltén $80 por persona.

NOTICIAS RELACIONADAS

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.