Lunes 22 de Diciembre de 2014 | 16:48 HS.

¿DE QUÉ SEGMENTO ES TU AUTO? (PARTE I)

DE LOS CHICOS, MEDIANOS Y GRANDES QUE EXISTIERON SIEMPRE HOY PASAMOS A TENER UNA OFERTA DE CASI 20 TIPOS DE VEHíCULOS. QUé LOS HACE DIFERENTES Y CóMO RECONOCERLOS.
Si sos asiduo lector de TM (o incluso si ya seguías los pasos de la industria a través de otros medios) más o menos tendrás claro a qué nos referimos cuando hablamos de autos hatchback, dos volúmenes, tres volúmenes o tricuerpos, crossover, SUV y demás… Pero, además, a veces también hablamos de segmentos A, B, C, D, B+, C-… No estamos locos. Es que con el correr de los años la industria se fue especializando cada vez más y han aparecido vehículos que se alejaron de los estereotipos tradicionales: autos grandes, medianos y chicos. Pero además, el uso de los + y los – tiene que ver con un corrimiento que se está produciendo de las medidas que tradicionalmente establecieron las diferencias entre los tamaños. Por ejemplo, hoy se habla de un Vento como un auto del segmento C+ o mediano moderno porque excede el tamaño tradicional de los autos medianos. Es decir, 10 años antes hubiese sido, perfectamente un auto grande.

Amén de esto, luego aparecieron otros conceptos que tienen que ver con el marketing de las empresas y por tratar de imponer nuevos productos. Surgieron así los famosos “nichos”, pequeños subsegmentos que responde a una segmentación que puede estar definida por otros parámetros, como la funcionalidad, la distribución del espacio interior o el diseño.

Pero no la complicamos más y pasamos en limpio la información. Acá intentamos darte un pantallazo general de lo que hoy ofrecen los principales mercados del mundo y sepas de qué estamos hablando cuando hablamos de segmentos. Nunca está de más incorporar vocabulario…

Volúmenes: ¿qué quiere decir esto de los volúmenes? Los entendidos de diseño y afines, por favor, no se agarren la cabeza por la explicación… tratamos de ser didácticos y llanos para no entrar en terrenos complicados. Si pensamos en un vehículos tradicional, con capot, habitáculo y baúl, diremos que cada uno de éstos conforma un volumen. En aquellos donde el diseño se encarga de remarcar cada uno de estos sectores, diremos que se trata de un tres volúmenes, tricuerpo o sedán 4 puertas. Si sólo dos de estos sectores están bien definidos (capot y habitáculo, sin cola para el baúl), diremos que se trata de un dos volúmenes o hatchback (los que se conocen como 3 y 5 puertas). Y, finalmente, si por la forma del modelo no hay cortes entre estos tres sectores, estamos en presencia de un monovolumen (Zafira, Scénic, etc, etc, etc).

Citadinos: empezamos de menor a mayor. Son los autos más chiquitos, también denominados entre los que hacen marketing como segmento A. En su totalidad son autos dos volúmenes o hatchback cuyas medidas no deberían superar los 3,80 de largo. Lo más típico fue, en su momento, el Renault Twingo. Hoy tenés el Ka, el Kia Picanto y el Hyundai Atos.

Chicos: en la Argentina, constituyen la porción más grande de la torta del mercado y acá ya tenemos que empezar a poner los asteriscos. Por un lado, tenés los hatchback o dos volúmenes, autos que hoy por hoy se ubican en un tamaño que está entre los 3,80 y 4,10 metros de largo. En este segmento, se ve en los últimos modelos un crecimiento de tamaño. Autos como el Punto y el Sandero superan en unos 15 cm a modelos de una generación anterior como los Clio, Gol, Fiesta, Corsa y demás. Pero, además, también tenés las versiones tricuerpo de estos autos, que ya pasan a estar en los 4,25 metros de largo aproximadamente. (Voyage, Corsa, Logan, Fiesta Max, etc.)

Medianos: Es el segmento del mercado que la gente del marketing de la industria denomina con la letra C. En este segmento también tenemos divisiones y agrandamientos. Por un lado, las carrocerías se están estirando para ganar centímetros en el interior. Y es ahí cuando aparecen otras denominaciones como C+ o mediano modernos. Para darte un ejemplo, un exponente de esta clase sería el Citroën C4 sedán, un auto que mide 4,77 metros de largo, lo que hace diez años hubiese sido suficiente para ser catalogado como un auto mediano-grande. Para que tengas una idea, es el mismo tamaño que la generación anterior del Ford Mondeo, lo que da la pauta del estiramiento en varios segmentos del mercado. Igual que en el segmento chico, acá tenés versiones dos y tres volúmenes. Los bicuerpo tienen un tamaño que está en torno a los 4,30/4,40 metros de largo; por el lado de los sedanes cuatro puertas, las medidas se estiran hasta los 4,77 del C4 mencionado, pero lo más normal es ver autos de 4,50/4,60, como los nuevos Ford Focus y Fiat Línea. Acá ya tenés modelos de las marcas premium (siempre hablando de tamaño exclusivamente), como un Volvo S40, un Mercedes Clase C, un Audi A4 o un BMW Serie 3.

Mediano-Grandes: seguimos recorriendo el abecedario. Le agradecemos a los muchachos de MKT que se apiadaron de nosotros y decidieron llamar con el nombre D a los autos que seguían en tamaño a los del segmento C o medianos (esa es la explicación políticamente correcta; la incorrecta mejor no la decimos...). Son los modelos más grandes de varias marcas generalistas. Ejemplo: Ford Mondeo, Renault Laguna, Volkswagen Passat, Citroën C5 y Peugeot 407. En este segmento también hubo estiramiento de las carrocerías. Por darte sólo un ejemplo, el Mondeo antes tenía menos de 4,80 metros de largo y ahora tiene 4,85. Y atenti porque acá entran también los modelos de la trilogía alemana Premium como el Mercedes Clase E, el Audi, A6 y el BMW Serie 5 Aclaración: no queremos correos diciendo “Eyyyy. Cómo no mencionaron tal auto…” Lo que nombramos va sólo a modo de ejemplo. No significa que el resto no exista…

Grandes: siguiendo con la tormenta de ideas, no podían recibir otro código más que “segmento E”. Acá ya es más difícil encontrar modelos de marcas generalistas o populares. Son autos muy caros cuya competencia estuvo (y está) vedada prácticamente a las marcas de lujo. Sin embargo, cada tanto aparece algún arrebato de otra marca que no sea de la tríada de sangre azul por participar del segmento, como el Citroën C6 o el Peugeot 607. Pero son raras excepciones que sólo confirman la regla. Lo más común es encontrarse con un BMW Serie 7, un Audi A8, un Mercedes Clase S o un Volvo S80. Son modelos que tienen “lo último” en tecnología, confort, seguridad y motorización. Es lo top dentro de la industria.

Familiares: son los que antes conocíamos como breaks o rurales. Son carrocerías dos volúmenes y hay dentro de los tres grandes segmentos del mercado: las hay chicas (Palio Weekend y 207 Compact SW, por ejemplo), están las medianas (307 SW en su momento y Vento Variant) y también están las derivadas de los grandes (Passat Variant y 407 SW, for example).

Monovolúmenes: un segmento que, podríamos decir, fue inventado por Renault cuando allá por la década del ochenta presentó el Space. Es una derivación de los autos familiares. Están pensados para familias numerosas y su principal característica es, además del diseño, donde capot, habitáculo y baúl tienen continuidad en el trazado, la funcionalidad de su interior. El segmento se hizo conocido en la Argentina cuando a principios de la década del noventa ingresaron al país las primeras Chevrolet Lumina. Después se popularizó con la llegada de unos cuantos modelos más que, igual que en las breaks o station wagons, están disponibles en varios tamaños: hay chicos (como el Meriva), medianos (Zafira, Scénic y Xsara Picasso) y grandes (Grand C4 Picasso, Peugeot 807), incluso con capacidad para siete personas.

Desde ya que acá no se termina el asunto. Hay unos cuantos segmentos más. Pero como no queremos meterte en la cabeza tanta fórmula de una sola vez, dejamos para la próxima tocar el tema de los multipropósito, los coupé, coupé-cabrio, roadster, SUV, 4x4, crossover y demás.

Información Destacada

Cosas raras
Como se vio en la nota, de aquella tradicional segmentación de chicos, medianos y grandes, pasamos a un abanico de nombres y categorías difícil de recordar. En muchos casos, son una respuesta a la demanda del público. Pero otros son simplemente la voluntad de alguna marca por tratar de posicionarse como la primero en ofrecer algo distinto, aunque realmente no lo sea tanto.

SAV: Así como existían los SUV, cuando BMW lanzó el X6 dijo estar inaugurando un nuevo segmento, el de los Sport Active Vehicles. ¿Con qué se come esto? Es tan difícil como tratar de explicar a qué segmento pertenece el modelo: ¿es un deportivo? ¿un SUV? Bueno, tal vez BMW hizo bien en llamarlo SAV. Sería algo así como la mezcla de un SUV muy deportivo. El tema es que por el momento es el único en el mercado.

Crossover urbano: Otra nueva categoría inventada por Kia para posicionar al Soul. Por ahora, es el único que hay y no encontramos tanta diferencia con lo que puede ser un multipropósito moderno. En fin, acá entramos en materia opinable.

NOTICIAS RELACIONADAS

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.