Lunes 23 de Abril de 2018 | 16:42 HS.

CERO ESTRELLAS PARA EL CHEVROLET ONIX EN LATIN NCAP

El hatchback chico del Moño tuvo una pobre calificación en el cuidado de los pasajeros adultos tras el test de impacto frontal, en tanto para el cuidado de niños el modelo alcanzó las tres estrellas . El programa también evaluó el Kia Rio Sedán.

El renovado Chevrolet Onix pasó por las instalaciones del Programa de Evaluación de Autos Nuevos para América y el Caribe (Latin NCAP), donde se le aplicó el test de impacto lateral. El resultado del mismo fue “pobre”, por lo que la nueva calificación del modelo es de cero estrellas para adultos.

Más exigente, el nuevo protocolo puso a prueba el desempeño de la zona lateral del hatchback brasileño, que según el programa evidenció una “penetración alta” de la barrera móvil, lo que causó un “alto desplazamiento” del pilar B y el asiento de pasajeros.

El resultado tiene que ver con la estructura del Onix, que no cuenta con dispositivos de absorción de energía para impacto lateral. En contrapartida, posee barras de protección en las puertas.

La exigencia del nuevo protocolo hizo cambiar la nota obtenida por el modelo en 2014, la cual fue de tres estrellas para adultos. Como en esta oportunidad, la unidad evaluada contaba con doble airbag frontal y ABS.

El modelo regional además alcanzó las tres estrellas para el cuidado de niños, una calificación denominada “aceptable”, ya que carece de cinturón central de tres puntos y ganchos Isofix. Además, durante el impacto se abrió la puerta trasera derecha del vehículo.

Por su parte, el Kia Rio Sedán de nueva generación y proveniente de Corea del Sur fue probado con una unidad que no tenía airbags ni ABS. Como el Onix, sacó una nota de cero estrellas para el ocupante adulto, mientras que en el rubro del cuidado de los niños logró una estrella. Asimismo, mostró una estructura estable durante la colisión frontal y un ”buen desarrollo estructural” ante el impacto lateral.