Lunes 24 de Noviembre de 2014 | 19:23 HS.

AZUFRE: ENEMIGO PUBLICO DEL MOTOR

En la primera parte de este informe te contamos por qué el azufre no se lleva bien con los motores Diésel modernos y cuáles son las consecuencias. La semana que viene, en la próxima entrega, te contamos qué tipo de gasoil debe ca

En 1970 la Comunidad Económica Europea decidió unificar todos los requerimientos de emisiones gaseosas contaminantes de los países miembros. Las normativas fueron sucesivamente modificadas y actualizadas para incrementar sus exigencias, lo que obligó a las automotrices a una constante evolución tecnológica para poder cumplirlas. Así fue que se crearon soluciones como la inyección directa, los catalizadores, los filtros de partículas y los sistemas de recirculación de gases, entre otras.

Hoy existe una indisimulada contienda entre las petroleras y las automotrices. Es que los fabricantes de autos les reclaman a las primeras que provean combustibles de mayor calidad, que obviamente son mucho más caros, ya que para poder cumplir con las normas de emisión partiendo de los actuales combustibles serían necesarios desarrollos millonarios en los sistemas de admisión y escape de los motores. Esta discusión es mucho más evidente en la Argentina, donde al igual que en otros aspectos sociales y económicos, existe un gran defasaje con Europa en lo que hace a desarrollo tecnológico y a calidad de combustibles.

Actualmente la legislación europea exige que los motores cumplan la Norma Euro 5, mientras que la normativa en Argentina hoy en día es compatible con Euro 3, lo que habla del notable atraso en materia de tecnología que reina en nuestro país, así como en todas las naciones en vías de desarrollo. Ahora, si en la región se vendieran nada más que autos con tecnologías compatibles al combustible existente no sería un problema, más allá de las consecuencias que esto implica para el medioambiente.

El inconveniente se presenta con determinados autos gasoleros importados, desarrollados por y para el mercado europeo, que cumplen con las normas Euro 4 y Euro 5 y que por ende su tecnología entra en cortocircuito en presencia del gasoil standard argentino.

Las petroleras instaladas en nuestro país ya comenzaron a expandir la red de surtidores de gasoil Premium, apto para los motores Euro 4. Este combustible tiene principalmente la virtud de tener bajo contenido de azufre, una sustancia que acelera el envejecimiento del lubricante (lo que redunda en la corrosión de las partes internas del motor) y de los catalizadores y filtros de partículas. Tanto el Eurodiesel de YPF como el V-Power Diesel de Shell tienen alrededor de 50 partes por millón de azufre, cuando el gasoil normal tiene hasta 1.500 ppm. Además, este combustible favorece el encendido y el arranque del motor, y ofrece mayor potencia con menor consumo.

Por otra parte, las petroleras aseguran que el gasoil Premium posee un aditivo que actúa como detergente, dispersante, antiherrumbe, anticorrosivo y deselmusionante, lo que protege la cámara de combustión y a los inyectores de la formación de sedimentos que los tapan.

LA GUERRA CONTRA EL AZUFRE
El azufre no se lleva bien con la mayoría de los dispositivos antipolución que se usan actualmente. Uno de ellos es la válvula EGR (de recirculación de gases de escape), para la cual no es imperativo pero sí es recomendable que tenga poco azufre. Este dispositivo reduce las emisiones de óxidos de nitrógeno gracias a que reinyecta gases de escape en la admisión. Pero hay un efecto negativo en este proceso, y es que ante la presencia de azufre se forma ácido sulfúrico, sustancia que aumenta la degradación del aceite, ya que consume más rápidamente los aditivos anticorrosivos. La solución para esto en los motores Mercosur que usan naftas con mucho azufre fue acortar el período de cambio de aceite.

El mayor problema es el de los autos que tienen filtros de partículas, que son extremadamente sensibles a la presencia azufre. Esto se debe a que este elemento tiene una reacción química semejante a la de los óxidos de nitrógeno (la sustancia contaminante que se pretende eliminar), y entonces los filtros se llenan de azufre y esto disminuye su eficiencia y por ende aumenta considerablemente su período reposición.

Como conclusión final, hay que decir que siempre va a ser mejor usar el gasoil de mejor calidad, con bajo contenido de azufre, incluso en los motores más básicos, aunque es estos casos su uso no es imperativo y existen soluciones de compromiso para controlar y reducir los efectos negativos. En cambio, los motores más modernos y en todos los que usan filtros de partículas, es azufre está expresamente contraindicado.

Todo muy lindo, pero seguramente vos te estarás preguntando: “¿hace falta que a mi auto le ponga Diésel Premium o con el común va bien? Bueno, ésta primera nota sólo fue un aperitivo para que entiendas cuál es el problema del exceso de azufre en nuestro gasoil. La semana que viene va la segunda parte de esta nota donde te vamos a contar qué gasoil debe cargar cada modelo que se vende en la Argentina.


NOTICIAS RELACIONADAS

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.